La Embajada de El Salvador en Panamá conmemoró recientemente el 33 aniversario de la muerte de Monseñor Romero, colocando una ofrenda floral ante el busto del obispo mártir ubicado en la Cinta Costera,  uno de los principales bulevares de la Ciudad de Panamá.

Dicho monumento fue inaugurado el año pasado por el Ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez.

Además el arzobispo de Panamá, José Domingo Ulloa, elevó una oración en memoria de Monseñor Romero.  En el acto participaron el embajador salvadoreño, Efrén Arnoldo Bernal y el rector de la Universidad de Panamá, Gustavo García de Paredes e invitados especiales.

El embajador de El Salvador en Panamá, Efrén Arnoldo Bernal, dirigió, recientemente, una ponencia sobre los Acuerdos de Paz en nuestro país, durante el foro “21 años de consolidación de los acuerdos de paz en El Salvador”, realizado por la Academia Diplomática “Ernesto Castillero Pimentel” del Ministerio de Relaciones Exteriores de Panamá.

En su presentación, el diplomático abordó el marco histórico que dio origen al conflicto, y también se refirió al valioso aporte del Grupo Contadora – del cual formó parte Panamá -, para lograr el cese al fuego en El Salvador y en el istmo centroamericano, así como el apoyo que otros países amigos brindaron para superar esta fase.

El diplomático se refirió, además, a los avances en la construcción de la democracia en nuestro país durante los últimos años.

Por su parte, la directora de la academia diplomática panameña, Elvia Martínez, destacó el proceso de paz en El Salvador, considerándolo como "ejemplar, pues los otrora enemigos en arma decidieron poner un alto al fuego y se convirtieron en adversarios políticos, en el ámbito del respeto y consideración a la dignidad humana”.

Al evento asistieron representantes del cuerpo diplomático acreditado en ese país, representantes de organismos internacionales y  académicos.

Una delegación encabezada por nuestro embajador ante el Gobierno de Trinidad y Tobago, Raymundo Rodríguez, representó a El Salvador durante la XVIII Reunión del Consejo de Ministros de la Asociación de Estados del Caribe (AEC), celebrada en Panamá, del 20 al 22 de febrero.

Durante el cónclave, los 28 países miembros de dicho organismo y que conforman el "Gran Caribe" - que incluye a México, Colombia, Venezuela y a los países  de Centroamérica y del Caribe - propusieron la consolidación de  la cooperación en áreas prioritarias como el comercio, turismo, transporte y prevención de desastres.

Asimismo, se estableció que el próximo año El Salvador asumirá la relatoría del Consejo de Representantes Nacionales del Fondo Especial de la AEC.

Al embajador Rodríguez le acompañó el representante diplomático de El Salvador en Panamá, Efrén Arnoldo Bernal, y otros funcionarios de la embajada salvadoreña en ese país centroamericano que actualmente ocupa la Presidencia Pro Témpore del ente regional.

La AEC es un mecanismo de consulta, concertación y cooperación regional, creado mediante el Acuerdo de Cartagena, el 24 de julio de 1994, con el propósito de promover la consulta, la cooperación y la acción concertada entre todos los países del Caribe.

El embajador de El Salvador en Panamá, Efrén Arnoldo Bernal, recibió, recientemente, en la sede diplomática, a un grupo de diputados nacionales miembros de la Comisión de Obras Públicas, Transporte y Vivienda de la Asamblea Legislativa, quienes llegaron a ese país para conocer la experiencia panameña en política de cielos abiertos.

En ese sentido, nuestra embajada apoyó a los legisladores durante su jornada en ese país, cuya agenda incluyó reuniones con la Comisión de Comunicaciones y Transporte de la Asamblea Nacional de Panamá y  la Autoridad Aeronáutica Civil, así como encuentros con las autoridades del Aeropuerto Internacional de Tocumen y de la aerolínea Copa Panamá.

La delegación de los congresistas estuvo encabezada por Manuel Rigoberto Soto, y lo acompañaron Guillermo Olivo, Vicente Hernández, Lorenzo Rivas Echeverría, Abel Cabezas Barrera y Mario Corleto.

Esta visita de trabajo se da en el marco del estudio a las propuestas de reformas a la Ley Orgánica de Aviación Civil de El Salvador.

El embajador de El Salvador en Panamá, Efrén Arnoldo Bernal Chévez, realizó el pasado 23 de enero una visita de cortesía a las oficinas del Fiscalía General Electoral de ese país, en donde se reunió con el titular de dicha institución, Eduardo Peñaloza.

 

En el encuentro, los funcionarios hicieron un intercambio de experiencias sobre el funcionamiento de los entes encargados del sistema electoral en ambas naciones, así como de los procesos electorales realizados en cada país.

 

El fiscal electoral panameño expresó su complacencia por la visita de nuestro representante, y manifestó, además, la disponibilidad del Fiscalía General Electoral de Panamá en cooperar con su equivalente salvadoreño para construir mecanismos de gestión de experiencias técnicas exitosas  en materia electoral.

 

La visita del embajador Bernal se da en el marco del fortalecimiento de relaciones bilaterales con el hermano país, las cuales se consolidaron  a partir de la visita del canciller Hugo Martínez a Panamá, a finales de octubre pasado.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, realizó la mañana de este 1 de noviembre la develación de un monumento en honor a Monseñor Óscar Arnulfo Romero, ubicado en la Cinta Costera, uno de los principales bulevares de la capital de Panamá.

Se trata de una obra en la que descansa el busto del obispo mártir salvadoreño, trabajado por el escultor  salvadoreño Joaquín Serrano, y erigido  con la colaboración de distintas instituciones como la Universidad y el Arzobispado de Panamá, entidades de gobierno panameñas como el Ministerio de la Presidencia y el Ministerio de Obras Públicas, así como con la participación del sector privado, todo bajo la coordinación y gestiones de la embajada salvadoreña en Panamá.

“Como vemos, esta conjugación de esfuerzos no hace más que reafirmarnos la universalidad de nuestro recordado Monseñor Romero, arzobispo de San Salvador y guía espiritual de los salvadoreños, quien fuera cruelmente asesinado el 24 de marzo de 1980”, dijo el canciller Martínez, recordando “su incansable labor a favor de los pobres y la defensa de los derechos humanos, aporte que trascendió ideologías, religiones y clases sociales”.

“Que este espacio simbólico recuerde siempre nuestro deber de construir un mundo más justo y más incluyente. Como lo decía Romero en aquel entonces: ‘Cada uno de nosotros tiene que ser un devoto enardecido de la justicia, de los derechos humanos, de la libertad, de la igualdad, pero mirándolos a la luz de la fe’”, agregó el ministro, tras develar la obra.

Asimismo, hizo mención a cómo la memoria de Monseñor estuvo presente en ese país desde la época del conflicto de El Salvador, a través de un grupo de compatriotas exiliados que se asentaron en Panamá, en las montañas de Coclesito, bautizando su comunidad precisamente con el nombre de Romero.

El arzobispo de Panamá, Monseñor José Domingo Ulloa, destacó también, en su invocación religiosa, la universalidad de la figura de Romero, expresando también que él es el “mártir latinoamericano por excelencia” y que “hay que contar con él para hacer la historia no solo de El Salvador, sino también de todo el continente”.

De la misma forma, Miguel Ángel Candanedo, Secretario General de la Universidad de Panamá, expresó su satisfacción por la construcción del monumento en honor a Romero, diciendo que con ello “se rinde homenaje a la doctrina social de la iglesia, a los anhelos y a los ideales de libertad, de justicia social, de desarrollo político y económico en democracia, que son las justas aspiraciones de todos nuestros pueblos”.

Del acto, en el que el Canciller Martínez realizó también una ofrenda floral ante el monumento, participó una importante concurrencia, entre comunidad salvadoreña residente en Panamá, autoridades de la Iglesia católica, el ministro de la Presidencia de Panamá, Roberto Henríquez, junto a otros altos representantes del gobierno, y cuerpo diplomático acreditado en ese país.

El ministro de Relaciones Exteriores de El Salvador, Hugo Martínez, realiza desde este 31 de octubre una visita oficial de dos días a la República de Panamá, donde como primer punto ha tenido un encuentro con su homólogo panameño, Rómulo Roux.

La reunión, celebrada en las instalaciones del Palacio Bolívar, sede de la Cancillería de Panamá, tuvo por propósito el fortalecer las relaciones bilaterales en los ámbitos como el político, económico y de cooperación, dando seguimiento a la agenda discutida en agosto de 2011, cuando se realizó la primera reunión de la Comisión Binacional El Salvador-Panamá.

“Hemos hablado con el Canciller Roux  de las oportunidades que tenemos para continuar solidificando nuestros vínculos bilaterales en distintas áreas, así como del empuje que los países del istmo estamos dando para consolidar nuestra integración”, dijo el canciller Martínez tras el encuentro.

Uno de los temas tratados en el campo bilateral fue el de dar continuidad al estudio de la propuesta salvadoreña de establecer un programa de trabajadores temporales migrantes, de manera que se cuente con un marco legal para que trabajadores panameños y salvadoreños se incorporen de manera temporal en aquellas empresas que operan en nuestros países.

En el ámbito regional, el ministro Roux compartió también con el canciller Martínez los avances en Panamá respecto de su ingreso a la Secretaría de la Integración Económica Centroamericana (SIECA), así como en relación al Acuerdo de Asociación entre Centroamérica y la Unión Europea.

Ambos instrumentos de adhesión, detalló el canciller panameño, serán  enviados próximamente para su ratificación al Congreso de ese país, algo que el jefe de la diplomacia salvadoreña celebró, en virtud de cómo ello contribuye al fortalecimiento del proceso de la integración centroamericana.

El Salvador y Panamá establecieron relaciones diplomáticas en marzo del año 1909 y actualmente mantienen un estrecho vínculo tanto a nivel bilateral como en el marco del Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), del que ambos países forman parte.

Existe además un Tratado de Libre Comercio (TLC) vigente entre las dos naciones desde marzo de 2002, siendo las preparaciones alimenticias, los aceites y grasas lubricantes, y los productos farmacéuticos los que El Salvador más exporta a dicho país.

El ministro de Relaciones Exteriores, Hugo Martínez, condecoró este día, en nombre de la República de El Salvador, al ex canciller panameño y hoy ministro de la Presidencia, Roberto Henríquez, en reconocimiento a sus méritos por su trabajo para fortalecer las relaciones bilaterales y el proceso de la integración centroamericana.

El canciller Martínez, quien se encuentra realizando una visita oficial de dos días a Panamá, recordó, al imponer la Orden “José Matías Delgado”, en el grado de Gran Cruz Placa de Plata, que el ministro Henríquez fue pieza fundamental para que su país se incorporara, en junio pasado, al Sistema de la Integración Económica de Centroamérica (SIECA), cuando este aún era el titular de la Cancillería panameña.

“Ha sido sin duda un paso que ha fortalecido la integración de la región en su aspecto económico, uno de los cinco pilares que, hoy por hoy, rigen nuestro trabajo”, dijo.

Asimismo, agradeció la solidaridad y la sensibilidad humana con la que actuó en 2011 el ministro Henríquez, junto al vicecanciller Francisco Álvarez de Soto, organizando actividades benéficas para llevar alivio a los afectados por la depresión tropical 12E, que golpeó a Centroamérica en octubre del año pasado.

“Es un gesto por el que estamos muy agradecidos. Sus gestiones y las de su equipo posibilitaron que cientos de víctimas fueran atendidas con insumos de primera necesidad durante esta emergencia”, dijo el canciller Martínez.

El ministro Henríquez, en tanto, expresó que “este reconocimiento, que recibo con humildad, refuerza mi compromiso de seguir buscando espacios de concordia, integración y participación democrática entre todos los países de la región”.

La ceremonia de condecoración fue celebrada en la Cancillería de Panamá, en el Palacio Bolívar, contando con la presencia de altos representantes del gobierno y del cuerpo diplomático acreditado en ese país.

El embajador de El Salvador en Panamá, Arnoldo Bernal, se reunió el pasado 4 de octubre con el ministro de Relaciones Exteriores panameño, Rómulo Roux, para discutir temas de interés bilateral.

En la cita de trabajo, ambos funcionarios coincidieron en la posibilidad de convertir a los dos países en líderes regionales de la implementación del Tratado de Libre Comercio (TLC) con la Unión Europea.

El encuentro fue propicio además para que el embajador hiciera llegar los saludos del canciller salvadoreño, Hugo Martínez, y sus deseos por continuar fortaleciendo la agenda bilateral.

El jefe de la cartera diplomática panameña, en tanto, reiteró el interés de su Gobierno por continuar fortaleciendo los vínculos con los países del istmo y por estrechar aún más los lazos que se tienen con El Salvador.

El Salvador participó este martes 2 de octubre en el IV Encuentro Internacional contra el Trabajo Infantil, celebrado en Panamá, en el que países de diversas latitudes discutieron los avances y retos para cumplir la meta de erradicar las peores formas de trabajo infantil, con miras a consensuar una propuesta a presentarse en la próxima Conferencia Mundial contra el Trabajo Infantil 2013, en Brasil.

El encuentro fue inaugurado por la Primera Dama de la República de Panamá y presidenta del Comité para la Erradicación del Trabajo Infantil y Protección del Adolescente Trabajador (CETIPPAT), Marta Linares de Martinelli, y la ministra de Trabajo y Desarrollo Social, Alma Cortés, quienes destacaron los avances de esa nación en la erradicación del trabajo infantil.

En el cónclave, organizado por la Fundación Telefónica, con el apoyo de la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y la Organización de la Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), funcionarios de los Ministerios de Educación y de Trabajo y Previsión Social de nuestro país, y representantes de fundaciones nacionales, expusieron sobre temáticas relacionadas con el trabajo infantil peligroso y con la explotación sexual de niños, niñas y adolescentes.

Mientras que en la dinámica de los talleres temáticos desarrollados en este encuentro, nuestros representantes compartieron algunas experiencias ejecutadas en el país con miras a combatir esta problemática social. Tal es el caso del programa Escuela Inclusiva de Tiempo Pleno.

Luego de la ceremonia inaugural, infantes salvadoreños del programa PRONIÑO, provenientes del municipio de Ataco, en Ahuachapán, presentaron la exhibición fotográfica “Trabajo Infantil”, en el que mostraron imágenes tomadas por ellos mismos.